lunes, 30 de septiembre de 2013

Una preciosa historia de superación...

Realmente no somos conscientes del poder de superación que tiene el ser humano, pero cuando una persona realmente tiene un sueño y lucha con todas sus fuerzas por conseguirlo, rara es la vez que no lo consigue.

Esta es la historia de una niña que nunca había hecho deporte, no era muy segura de si misma y por ello no solía practicar deportes propios de un niño en edad escolar. Cuando llego a la adolescencia por medio de un grupo de amigos empezó a salir al monte y a hacer algunas excursiones, enseguida se dio cuenta que esta vida alejada del estrés de las ciudades le aportaba cosas muy positivas, cosas que no encontraría en la gente de su barrio. Fue entonces cuando se apuntó a un club de montaña para conocer a gente que también le gustase este medio, pero nunca se habría imaginado lo que en él iba a descubrir...

Para ella era algo completamente desconocido, algo que solo había visto en algunas revistas especializadas y que parecía completamente fuera de su alcance, pero fue entonces cuando, a través de unas amigas, comenzó un maravilloso camino que nunca hubiese imaginado: empezó a escalar!
Los primeros años simplemente era una actividad esporádica que hacía algunos fines de semana. No tenía importancia. Poco a poco fue metiéndose más en este mundo hasta que se dio cuenta, que ya ocupaba gran parte de su tiempo. No tardaron en llegar sus primeros séptimos, todo parecía ir bien hasta que descubrió el tremendo miedo que tenía al practicar eso que le gustaba tanto, una lucha interna y desagradecida que le hizo, en varias ocasiones, abandonar por completo debido al sufrimiento que le producía hacer eso que le apasionaba.

Con el tiempo aprendió a controlarlo, que no a superarlo, y eso le llevó a seguir progresando, a seguir escalando cada vez mejor y con más ganas, a conocer lugares increíbles llenos de gente maravillosa que sin duda de otro modo no habría conocido. Muchísimos buenos momentos vividos, como esas cervecicas en el refu de Margalef después de un buen día de escalada, o esos mágicos viajes a lugares increíbles como Céüse o Red River, todo esto hacía que su pasión fuera en aumento, pero de la misma manera ese pánico que tenía le hizo plantearse en muchísimas ocasiones si toda esta maravillosa "forma de vida" realmente le merecía la pena, y es que, ¿qué puede haber peor que sentir pánico por aquello que te apasiona?
Solo ella lo sabe. Por eso en muchas ocasiones se sentía sola e incomprendida y cualquier cosa que pudieras decirle para ayudarle era completamente inútil, solo ella podía superarlo, y fue, a través de la música, cuando vio una solución a un problema que creía que no la tenía.

La primavera pasada decidió emprender un camino que creía imposible, no sabía cual sería su final, lo que sí sabía es que iba a estar lleno de dificultades, no solo físicas, también psíquicas y hasta climatológicas. Muchas sensaciones nuevas, a veces buenas y a veces malas pero todas necesarias en cualquier camino de esta envergadura. No pudo ser entonces y, con lágrimas en los ojos, tuvo que abandonar no sin un gran sentimiento de decepción.

Ayer todo fue diferente, empezamos a andar hacia el sector como en otras ocasiones pero había algo diferente en el ambiente; calentó en la vía como en otras ocasiones; después, una horita de reposo en la que se respiraba positivismo, energía, todo indicaba que podía ser el día y eso le puso algo nerviosa. Daban las dos en el reloj, momento en el que decidió atarse, calzarse los "gatos" y enchufar su "ipod" para que Michael Jackson le acompañase en los primeros metros de la vía, no escalaba, fluía, parecía que ni siquiera estaba tocando la roca, ningún movimiento brusco, ningún gesto de esfuerzo, sin ni siquiera darse cuenta ya estaba en el último reposo después de haber pasado la sección que tantas veces le tiró. Mi corazón se aceleró, yo diría que a unas 200 pulsaciones, a todos abajo nos sudaban las manos mientras nos dejábamos la garganta animándola, pero ella ajena a todo lo que abajo pasaba seguía disfrutando de la vía llegando entre lagrimas al chapar la cadena de "La Perdonavidas" su primera vía de 8a.

Muchas gracias Sil por regalarnos, a los allí presentes, esta magnifica ascensión, y habernos hecho disfrutar viéndote escalar con esa delicadeza lo que para ti, hace unos años, era imposible. Y por supuesto muchas gracias por haberme dejado estar a tu lado en todo este largo proceso desde tus inicios hasta convertirte en la gran escaladora que eres ahora, ENHORABUENA!!!!

9 comentarios:

sil dijo...

Después de llorar largo y tendido!!!!! sólo me queda decir: GRACIAS!!!!! gracias por acompañarme en mis proyectos vitales, gracias por entenderme cuando ni yo misma me entiendo, gracias por darme tu energía cuando la mía se queda bajo mínimos y... muchas, muchas gracias por tu confianza en mí, porque gracias a eso llegué a pensar que podía hacerlo y hoy puedo decir que he cumplido uno de mis sueños.
A veces la gente ve en nosotros cualidades que nosotros mismos no vemos y gracias a tí, yo soy otra persona hoy. GRACIAS!!!!!!!!!!!!!!

Anónimo dijo...

me alegro de haber estado allí en ese momento ha sido inspirador. en estos años he visto tu evolución desde lejos y te felicito un beso

Anónimo dijo...

Joder Dani, se me han puesto los ojillos rojo. Muy bien contada la historia y, por supuesto, ¡felicidades a la ganadora!
Besicos
Blanca.
P.D. El de antes era Víctor (je je)

Anónimo dijo...

no era victor pero voy a añadir algo, ese si que es el encadenamiento del año otro beso

Alex dijo...

Enhorabuena pareja!

piluca dijo...

Enhorabuena Silvia, tu progreso ha sido espectacular. Ha merecido la pena, eres una luchadora. Un saludo a los dos

Anónimo dijo...

Me alegro TANTO de que hayas realizado tu sueño que parezco tu novio jajajaja .Cuando una persona pone todos sus esfuerzos en realizar un sueño es casi imposible que no se realize si no es que no lo ha dado todo .En tu caso has luchado mucho mas con tu mente que con tu fisico algo que aun lo hace mucho mas dificil ,yo personalmente lo he vivido muy de cerca durante muchas horas de sector y de caravana pero NUNCA he dudado ni un solo instante que consegirias cosas muy inportantes en este deporte lo que ocurrio en marga el otro dia habra gente que lo vera como el fin de un sueño los que te conocemos bien lo vemos como el comienzo de algo mucho mas importante "ANIMO SIL" esto acaba de empezar y por suerte mi familia y yo lo veremos muy de cerca un beso. VALERIA MARTA Y MARCOS

sil dijo...

Gracias!!!!! esto ha sido un punto de inflexión en mi vida deportiva. La verdad es que gracias a vosotros y tanto cariño, en este momento, soy muy, muy feliz!!

Albdrto Gimeno dijo...

Enhorabuena Silvia has hecho algo que pocos hacen, no por fuerza so no por psique. Tienes la cabeza bien amueblada