lunes, 16 de marzo de 2009

Nunca te olvidaremos...

Han pasado ya diez días desde aquel viernes y por fin he tenido fuerzas para escribir la que posiblemente sea la entrada más triste que se publique en este blog.



El Moncayo fue testigo de cómo nuestro buen amigo Jesús se dejó la vida haciendo lo que más feliz le hacía y con una de las personas a las que más quería en el mundo, mi hermano Nacho.


Los que conocíamos a Jesús sabemos que no solo se nos ha ido un buen amigo si no también un excelente compañero dispuesto siempre a ayudar a los demás sin esperar nada a cambio, una persona que derrochaba bondad y alegría, por eso en el fondo de nuestro corazón siempre habrá un sitio para el.


El azar quiso que aquel día Nacho no se quedara también en las faldas de esta montaña, gracias a su pericia y fortaleza, y sobre todo al excelente trabajo de la guardia civil en particular a dos montañeros Jaime e Iván a los que nunca vamos a poder agradecerles lo suficiente lo que hicieron por mi hermano y por todos nosotros aquel día. En nombre de todos muchísimas gracias de corazón, y gracias a ti Nacho por haberte quedado con nosotros y seguir haciéndonos tan felices como nos haces a todos los que te conocemos y queremos.


Solo nos queda vivir la vida al máximo “porque la vida es un regalo” como a Jesús le habría gustado que la viviéramos, y recordarlo siempre como lo que fue una maravillosa persona que en el fondo de nuestro corazón estará siempre con nosotros.


Por último agradecer a tanta y tanta gente que en estos días nos han mostrado su apoyo, a tantos amigos que aunque no los veamos siempre están allí cuando se les necesita, en mi nombre y en el de mi familia gracias a todos.

8 comentarios:

Filip dijo...

Nunca te olvidaremos...
Alguien dijo que lo unico malo que tienen la vida es que se acaba con la muerte. Es una pena, pero es asi.
Hasta siempre jesusin

caminico dijo...

pues no,no lo olvidaremos.
mucho animo a tod@s que han de pasar por este trago amargo de la vida.
Dani me gustaria contactar contigo o tu hermano y poder hablar.No soy de prensa ni nada de eso.
un abrazo primo!

Dani dijo...

Hola caminico, muchas gracias por tu mensaje de animo, no se si te conozco o no, podrias decir quien eres? te lo agradeceria y si quieres hablar con nosotros no hay problema.
Un saludo

caminico dijo...

muchisimas gracias por contestar.te lo agradezco.
no creo que me conozcas.me gustaria hablar con vosotros algun dia y os explico porque os escribo.
algun medio para quedar?o hablar?
saludos

Dani dijo...

Aun no me has dicho quien eres, si quieres te mando mi correo y me cuentas quien eres y porque quieres hablar con nosotros, (danibloc@hotmail.com). un saludo

Anónimo dijo...

por la gran familia, el recuerdo es vida y para los que aun respiramos, no dejeis de hacer nada de lo que disfruteis, asi honraremos la vida de nustros amigos y a la vez su muerte.
boby

Anónimo dijo...

Es muy facil decir "seguir viviendo la vida a tope" para alguien que no ha perdido mas que a eso... un amigo. Pero bueno no teneis ni idea de lo que significa para alguien mas cercano porque no os ha pasado, no podeis ni imaginar el sufrimiento solo os quedais con lo que desearia jesus para vosotros y no con todo lo que a perdido y lo que hemos perdido todos los que estabamos a su lado dia a dia. sabeis que es lo peor? que jesus pensaria lo contrario si en vez de a el os pasara a vosotros... jesus pensaria en lo que perderiais. porque era demasiada buena persona, la mejor que he conocido nunca y eso es lo malo, que los buenos como el se van. suerte a los que quedais porque espero k vuestras familias no sufran lo que la de jesus. y perdonar por el comentario porque iwal digo las cosas en caliente pero es lo que siento.

Anónimo dijo...

Anónimo, lo primero de todo siento mucho que tu pérdida sea aún más grande que la de un amigo. No puedo estar en la cabeza de Dani ni de los demás que se agarran al "seguir viviendo" pero te puedo asegurar que también pensarán en que el que más ha perdido es Jesús, como no pensarlo además siendo que Jesús tenía siempre tantas ilusiones y proyectos y estaba en un momento tan dulce de su vida, tal vez por eso mismo encuentran consuelo en aquello de seguir con la vida, piensa que cada uno se intenta consolar como puede o como sabe. Por lo que dices ya supongo que tú no es que eches de menos a Jesusico cada día sino cada instante y tal vez por eso no puedas encontrar ni un poco de consuelo en lo de seguir viviendo, espero que con el tiempo vayas encontrando pensamientos con los que ir sintiéndote un poquico mejor. A mí de momento lo único que me sirve es pensar en que fue feliz y disfrutó de la vida, que es la mejor persona que conozco y en la inmensa suerte que tenemos los que le conocimos porque es un ángel. En fin, no sé si te servirá de algo esto que te digo o que te mande ánimos, pero bueno, piensa que todos decimos las cosas con la mejor intención del mundo. En fin, muchos besos y fuerza.

Raquel Lafuente (Wells)